Urko, el martillo que vale por tres

A sus 26 años, Urko Vera sigue haciendo bueno el apodo que un día le puso Javi Martínez durante un entrenamiento con el Athletic. ‘El Martillo’, que es así como el navarro le renombró tras un testarazo de altura, ha recuperado en Eibar su mejor versión. Lejos queda el día que cumplió el sueño de debutar con los leones en San Mamés. Ahora su guerra consiste en que sus goles sirvan para dar la salvación a los armeros.

 

«Llevo cuatros dianas. Una en Copa y tres en Liga. Lade Copa sirvió para pasar la eliminatoria ante el Tenerife y los de Liga fueron ante Sporting, Córdoba y Mirandés, estos dos últimos sirvieron también para brindarnos los tres puntos. Estoy muy contento, en el equipo de casa y jugando bien. Está claro que aún puedo mejorar, pero la idea es hacerlo bien aquí», cuenta en declaraciones a MARCA.com.

 

Tras alcanzar su sueño como león, Urko reconoce que cada vez siente más los colores del Eibar: «Para mí debutar en Primera con los rojiblancos fue algo que me vino un poco grande. Para un bilbaino no hay un sueño mejor que estrenarte en San Mamés con el equipo de tu tierra. Fue muy bonito, casi igual que el gol que marqué con el equipo en Getafe. Siempre he sido del Ahtletic, aunque les tengo mucho cariño al Eibar y al Hércules. Pero ahora mi cabeza sólo está puesta en el Eibar, donde soy muy feliz».

 

De menos a más

Vera sigue manteniendo vivo el sueño de volver a la élite. «El año pasado estuve bien en el Alcorcón, pero pienso que este año todavía puedo mejorar. El fútbol al final da muchas vueltas y siempre te ofrece algunas alegrías. Tengo los pies en el suelo, pero creo que este puede ser mi año. Ojalá pueda hacer buenos números y Dios dirá si en el futuro puedo volver a jugar en Primera», apunta con sinceridad.

 

Pero lo primero es conseguir el objetivo de este curso: la salvación. «Veo a un equipo bien, muy joven. Es cierto que existen muchos jugadores en la plantilla sin experiencia, pero poco a poco lo iremos haciendo mejor. Confío y veo con buenos ojos la salvación. Creo que con trabajo y humildad lo acabaremos consiguiendo», concluye confiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.