Una comunidad de vecinos muy adaptada en Txurdinaga

YA son cinco los años que los apartamentos domóticos Etxegoki llevan permitiendo a una comunidad de 34 personas con discapacidad física poder disfrutar de una mayor independencia gracias a la colaboración entre la Diputación Foral de Bizkaia y la entidad Fekoor. “Nosotros somos los que decidimos qué queremos en nuestras casas y cómo lo queremos”, expresó ayer con entusiasmo Amaia Olabarria, presidenta de la comunidad de vecinos, en una visita guiada por el edificio, en la que estuvieron presentes el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, y el director de Fekoor, Carlos Sola.

Los apartamentos forman parte de una comunidad de vecinos un tanto peculiar, pues cuentan con la última tecnología para el apoyo de las personas con diversidad funcional, y todo lo que se pueda imaginar está robotizado: las puertas, las luces, las persianas, el baño, el ascensor, las camas, la televisión…

La habitación 104 está totalmente equipada para que todo funcione mediante la articulación de palabras. En ella vive Juan, todo un ejemplo de superación, pues tras quedar tetrapléjico en un accidente de moto y solo ser capaz de mover el cuello, ha conseguido tener una autonomía del 99%. “Cuando tuve el accidente yo pensaba que para mí se había acabado todo, pero gracias a Etxegoki he conseguido tener libertad e intimidad”, confesó Juan. Además, remarcó que la única clave para la superación es tener ganas de progresar: “Mi meta ahora mismo es luchar día a día”.

La historia de Juan aparece en un vídeo de la asociación que recoge diferentes testimonios de los vecinos de Etxegoki. Atento a cada palabra estaba Unai Rementeria, quien al término del acto quiso expresar su “orgullo” por tomar parte en iniciativas como la de Etxegoki: “Siempre estamos con proyectos, pero los que hacemos por y para las personas son muy importantes, son los que mas satisfacción nos dan”. Para continuar, dijo sentir los nuevos mecanismos muy primordiales para la sociedad porque “combinan el alma con la tecnología”. Igualmente, añadió la importancia de “la tecnología como oportunidad para la actividad económica”.

LIBERTAD E IGUALDAD Desde que se creó la iniciativa en 2011, su mayor meta ha sido conseguir una autonomía real que permita a los usuarios realizar las mismas cosas que cualquier otra persona. Sola, en nombre de la entidad sin animo de lucro que dirige, declaró sentirse muy concienciado con la causa. “Me siento orgulloso de ofrecer la decisión de decidir”. Y afirmó estar contento con los resultados obtenidos hasta ahora: “Todavía no podemos llamarlo independencia, pero si podemos decir que es el camino hacia ella”.

Para finalizar la visita, los vecinos cantaron a coro Txoria txori de Mikel Laboa, haciendo referencia a la libertad, ya que la letra del bardo de Pasaia dice: “Si le hubiera cortado las alas habría sido mío, pero entonces no sería pájaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.