“Necesitamos saber para cuándo va a llegar el metro al barrio, estamos hartos de las mentiras”

linea-3metro-txurdinaga-juan09_11.jpg

Indignados, preocupados y molestos. Así se muestran algunos de los vecinos de los barrios por los que atravesará la futura línea 3 del metro. La noticia de que el Gobierno López no tiene dinero para seguir este año con las obras de suburbano -ante el encarecimiento del proyecto de 100 millones de euros- ha crispado a los habitantes de los barrios bilbainos que ansían la prometida infraestructura.

"Tomando un café me he enterado de esta noticia y me he quedado alucinado. Es una muy mala noticia porque el metro es un medio de transporte que teníamos incluido en nuestros planes de expansión y crecimiento como barrio. ¿Y ahora qué?", se pregunta Cristóbal L. Rivera, portavoz de la asociación de familias de Otxarkoaga.

Todo hace presagiar que el encarecimiento de las obras alargará aun más la inauguración de este proyecto que comunicará los barrios periféricos con el centro de la villa y con otros municipios de Bizkaia. "Las fechas han ido bailando, lo último que había leído es que estaría acabado para el 2014, pero sin dinero lo vemos muy difícil", comenta Cristóbal. Lo cierto es que los responsables de las asociaciones con los que ha hablado DEIA confiesan sentirse "ninguneados y engañados" por el Gobierno López. "Estamos hartos de tanta propaganda electoralistas y luego para nada. Los vecinos de Txurdinaga están muy enfadados porque ahora, a dos semanas de las elecciones, salen con que no hay dinero. ¿No lo sabían antes? La gestión del Gobierno socialista ha sido nefasta. Lo de la línea 3 es otro ejemplo de los tantos que hemos visto durante los casi cuatro años", critica Matxalen de Hubsch, presidenta de la asociación de vecinos de Txurdinaga Artaganazpi.

EXIGIR EXPLICACIONES Pero esto no va a quedar en saco roto. Los vecinos quieren saber qué va a ocurrir y exigen explicaciones a los responsables directos, al Gobierno vasco. Piden una aclaración, una justificación que les convenza y les ayude a aclarar todas las interrogantes e incógnitas que rodea al proyecto de la línea 3 del metro. "No nos vamos a quedar así. Nos han prometido un metro y ellos, el Gobierno vasco, es el responsable de la obra. No nos podemos quedar sin explicaciones", dice Matxalen de Hubsch. El próximo lunes la presidente de la asociación de vecinos de Txurdinaga presentará ante la comisión de distrito una solicitud para que el consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transporte del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, aporte datos a los vecinos del barrio. "Nos merecemos una explicación. Parece que somos tontos y se ríen de nosotros, pero no. El PSE ha cogido el proyecto y lo que tiene que hacer es acabarlo y no dejarlo estancado", asegura.

La finalización del nuevo proyecto es un sueño cuya llegada se preveía para el año que viene. Los vecinos imaginaban poder montarse en el nuevo suburbano y disfrutar de las ventajas que supone un transporte de estas características. "El metro sería una maravilla, no solo para plantarnos en cualquier punto de la villa o en otra localidad en nada, sino para que la gente también pueda venir a Otxarkoaga. En los planes del barrio contamos con este transporte, pero ahora… Tiene muy mala pinta", afirma Cristóbal. Desde hace semanas el paso de obreros y camiones que llevaban material a las obras a la estación de Otxarkoaga se han reducido. "Parece que está acabado, pero por dentro está verde. Esperemos que los próximos en Lakua le den un empujón a este proyecto tan deseado por la periferia de Bilbao", concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *